BUSCA Y ENCONTRARAS

lunes, 31 de marzo de 2008

Diez razones para no escribir un blog

Bottup


"Todas las plataformas, incluyendo Wordpress son un petardo. Hay que hacer un master para instalarlas y otro master para configurarlas a tu gusto, buscar plugins, plantillas, leer foros, leer blogs... ¡joder!, me costó menos entender la Teoría de Campos"



"Tus amistades creen que te has vuelto un friki y que tu vida sexual deja mucho que desear, y seguramente tengan razón"



"Todo lo que se te ocurra a tí, ya se le habrá ocurrido a otro antes, y posiblemente lo haya explicado mejor que tu. Y si tienes algo original que decir, lo más probable es que no le interese a nadie"



Como ya sabéis, todo blog que se precie debe tener al menos una “lista de diez". Si es posible varias. Yo, como buen aprendiz de blogger, he estado pensando en ello esta tarde mientras hacia la compra en el super, y he llegado a la reveladora conclusión de que lo único que se me ocurre son diez buenos motivos para no escribir un blog, lo cual supongo quiere decir algo sobre lo cual tendré que reflexionar muy seriamente.

Primero: lleva mucho tiempo. Tiempo que podrías estar empleando en cosas como tener una vida.

Segundo: No es fácil. Todas las plataformas, incluyendo Wordpress son un petardo. Hay que hacer un master para instalarlas y otro master para configurarlas a tu gusto, buscar plugins, plantillas, leer foros, leer blogs... ¡joder!, me costó menos entender la Teoría de Campos.

Tercero: No vas a ganar dinero. Desengáñate, no va a suceder. Juega a la primitiva.

Cuarto: Tus amistades creen que te has vuelto un friki y que tu vida sexual deja mucho que desear, y seguramente tengan razón. Tu madre empieza a preocuparse seriamente por ti, tu chica te mira raro, cree que le eres infiel.

Quinto: Ni es periodismo ni se le parece. No te des aires de grandeza.

Sexto: La red está llena de hooligans. Tipos amargados amparados en el anonimato y con mucho tiempo libre se dedican a atacarte personalmente, no a tus opiniones, sino a ti.

Séptimo: Hay demasiadas reglas. Hay más protocolo que en una recepción en la Zarzuela. Reglas para ser un buen blogger, cómo no cabrear a otros bloggers, cómo conseguir que te lean, cómo conseguir tráfico, “cómo escribir listas de 10″. En fin, un sin vivir…

Octavo: La comunidad blogger es muy cerrada, autocontenida, incluso onanista diría yo.

Noveno: Los bloggers escriben para otros bloggers, sobre cosas que interesan a otros bloggers. Mi padre jamás leerá este blog, y el tuyo menos aún. Mi padre lee el Marca. Además tenemos los blogs de blogs, catálogos de blogs, catálogos de catálogos de blogs y sitios de refritos de contenidos, que no aportan nada y que curiosamente son los únicos que ganan dinero. Pareciera como si todo el paradigma del Web2.0 está basado en recalentar sobras y ponértelas en el plato como si fuera el menú degustación de El Bulli.

Décimo: Ya hay muchos blogs. Todo lo que se te ocurra a tí, ya se le habrá ocurrido a otro antes, y posiblemente lo haya explicado mejor que tu. Y si tienes algo original que decir, lo más probable es que no le interese a nadie.

Decálogo del bloguero con éxito

Dans

  1. Empieza explorando: un blogger empieza a serlo cuando lee blogs, no cuando los escribe. Lo primero es meterte en los temas que te gusten, ver quién escribe sobre ellos, qué cosas dice, como las dice, a quiénes cita… Constrúyete un conjunto de blogs que leer de acuerdo con tus intereses, y desarrolla el hábito de leerlos con regularidad, preferentemente a través de un lector de feeds, para meterte un poco en el contexto, en el ambiente. Un día, resultará que además de leer, notarás que “te pide el cuerpo” comentar algo: hazlo, y empieza a desarrollar tu identidad en la red, a meterte en la conversación. Otro dia, de manera casi natural, notarás que te apetece empezar el tuyo.
  2. No se bloguea con la cabeza, se bloguea con los pies: no se trata de que aporrees el teclado con tus miembros inferiores, sino de darte cuenta de que si intentas escribir un blog para contar lo mucho que sabes de un tema, las ideas se te agotarán en cosa de pocas semanas. Por mucho que sepas, al cabo de poco tiempo empezarás a tener la sensación de “haberlo contado todo”, de no saber de qué escribir, de agotamiento, y el blog empezará a ser una carga, algo que no te apetece… y en ese momento, estará muerto. Se bloguea con los pies, porque se escribe de lo que te pasa cada día, del camino que haces, de las experiencias que tienes, y eso da al blog su componente de diario, que constituye una de sus señas de identidad. Escribe sobre lo que lees, sobre lo que piensas, sobre tus experiencias o sobre lo que se te pase por la imaginación, pero ten siempre una fuente que te traiga temas frescos todos los dias.
  3. Escribe con regularidad: haz de ello un hábito, que puede ser diario, semanal o como tú quieras, pero con cierta periodicidad. El hábito debe crearse en ti y en tus lectores, deben saber qué esperarse, y obtener el valor necesario como para suscribirse. El mayor valor no está en las visitas diarias, está en los suscriptores.
  4. Vincula, vincula, vincula: un blog es una conversación, y la conversación, en la web, se construye vinculando. Ofrece a tus lectores todas las fuentes que puedas, todas tus influencias, lo que te llevó a escribir cada cosa, lo que leíste, lo que recuerdas, lo que te evoca, lo que consultaste, las citas interesantes… vincúlalo todo: si tus lectores, además de encontrar valor en lo que tu escribes, lo encuentran en lo que vinculas, volverán. Y aquellos que cites, es posible que hagan clic para ver qué has dicho de ellos, y que con ello sepan que existes o se metan en la conversación.
  5. No escribas para nadie más que para ti: Un blog es un diario personal, incluso aunque sea colectivo. Escribe lo que te apetezca y como te apetezca, y manda a paseo a los idiotas que entren a decirte sobre qué puedes y no puedes escribir. Es tu casa, y las reglas las pones tú. A quien no le guste, que se vaya a leer a otro sitio. El que tienes que estar contento con lo que haces eres tú. Y tampoco escribas para Google, para los motores de búsqueda o para tener más visitas, no funciona. Que tu blog esté limpio para que los buscadores lo encuentren es interesante, pero de ahí a que eso condicione tu estilo o te obligue a escribir titulares aburridos para que salgan bien en Google, va un largo trecho. Si lo construyes, ellos vendrán, no busques atajos porque no funcionan…
  6. Usa tu blog para algo que te genere valor: es la única manera de que lo aprecies y le otorgues la prioridad adecuada. Tu blog puede darte valor porque se convierta en un archivo de cosas que has escrito o leído, porque consigas posicionarte gracias a él, porque te proporcione influencia, porque te haga sentir bien, porque te aporte ideas y feedback, o por lo que tú quieras. Pero que ese valor exista, porque escribir un blog requiere esfuerzo y si no le ves frutos claros, terminarás dejándolo caer.
  7. Piérdele el respeto a Internet: Internet no son las tablas de la ley, no tienes que escribir con un estilo perfecto, ni pensar muchísimo los temas, el qué dices y cómo lo dices. Si el medio te presiona mucho, escribir se convertirá en un castigo. Escribe con un tono informal, sencillo, próximo, que te haga sentir cómodo. Escribe “en pijama y zapatillas”, con confianza, con tranquilidad, relajado.
  8. Controla tus estadísticas: no te obsesiones con ellas, pero úsalas para ver de dónde te viene el viento, qué sitios te envían visitas, porqué lo hacen, quiénes te vinculan, a qué responde tu tráfico… No escribas para tus estadísticas, pero tampoco navegues a ciegas. El feedback es importante, y las estadísticas te lo dan.
  9. No alimentes al troll: tarde o temprano, aparecerán en tus comentarios gentuza de todo tipo con vocación destructiva, con ganas de insultar, de criticar por criticar, de proyectar sobre ti o sobre tus comentaristas su propia frustración. Que no te tiemble la mano: pon unas reglas claras, borra todo aquello que no las cumpla, y jamás respondas a la provocación, porque eso es lo que les proporciona la felicidad más intensa. Practica el desprecio, el no dar aprecio a aquello que te resulte molesto. Tampoco caigas en la trampa de confundir trolls con opiniones discordantes: si no permites la conversación, tu blog perderá valor, pero nada ni nadie te obliga a mantener colgado en la pared de tu casa algo feo, que te haga sentir mal. Borrar la basura no es censurar, es tener sentido común y cuidar tu casa para que otros se sientan a gusto en ella.
  10. No mientas: en la blogosfera, se coge antes a un mentiroso que a un cojo. Si lo que escribes lo has leído en otra parte, vincúlalo, dale crédito. Si no estás seguro de algo, dilo, pregúntalo, no te preocupes por no saber de todo. No muestres una falsa seguridad. Un blog no es un sitio para demostrar lo mucho que sabes, no es un minarete al que subirte para predicar, porque parecerás prepotente e insoportable. Es un sitio donde, por sistema, sea cual sea tu experiencia o tu preparación, siempre habrá alguien que sepa más que tú del tema del que estás hablando. Acéptalo, porque si intentas ser siempre “el más listo de la clase”, te frustrarás.
  11. Bonus, el punto “diez más uno” es el verdaderamente indispensable: PÁSALO BIEN. Ah, y no aceptes consejos de nadie que venga a decirte cómo se bloguea :-)

martes, 25 de marzo de 2008

12 razones para tener un blog

Mangas VerdesSon 12 razones para tener un blog, si lo que quieres es tener un medio sencillo y potente en la Red. Puede que un día de éstos me decida a escribir algo así como ‘12 consejos para dar consejos sobre blogs’, pero por lo pronto voy traduciendo estas aportaciones que surgen en la blogosfera. En esta ocasión, un sencillo extracto del post original de Mohan Mittal (vía The Blog Herald). Mis comentarios, después de los guiones, en cursiva:

1. No necesitas conocimientos de html - hasta cierto punto

2. Estarás obligado a publicar regularmente

3. Vienen optimizados de serie para los motores de búsqueda

4. Disponen de una excelente estructura interna a través de enlaces permanentes

5. Generan múltiples páginas ricas en contenidos - yo diría potencialmente ricas en contenidos

6. Te ayudan a optimizar las palabras clave

7. Puedes crear una comunidad online

8. Son un excelente canal para conversar con los usuarios

9. Te beneficiarás de los enlaces entrantes y trackbacks

10. Puedes sindicar tus contenidos de forma sencilla - cuando no automática

11. Estarás creando el tipo de contenido que adoran los motores de búsqueda

12. Obtendrás fuentes de tráfico alternativas (vía ‘conversación’)

Sin lugar a dudas, se trata de razones dirigidas fundamentalmente al posicionamiento. Pero desde luego que hay muchos otros factores atractivos en el blogging, pero creo que la mayoría los hemos contado ya ;)

sábado, 22 de marzo de 2008

8 maneras de NO ganar dinero con tu blog

1.- Escribir sobre blogs
Bueno podría decir que la principal razón es la propia experiencia. Aunque se puede hacer dinero, son necesarias muchas visitas, el pago por clic es mínimo… Entiendo que muchos empiezan este tipo de blogs porque piensan que suelen generar un gran interés y, por tanto, es una buena opción de generar ingresos, pero lo cierto es que las satisfacciones suelen ser otras.

2.- Copiar el contenido de otros blogs
Ignorando el hecho de que ya copiar es un mal comienzo, ¿acaso hay quien cree todavía que sólo copiando el contenido va a conseguir que su blog crezca?

3.- Plantearse como principal objetivo generar ingresos
El hecho de que alguien empiece un blog con el objetivo de ganar dinero es perfectamente lícito, sin embargo, ese objetivo debe observarse como una meta a largo plazo. Es mejor centrar los primeros esfuerzos en ganar visitas y para ello, crear contenido, el resto vendrá después.

4.- Pasar más tiempo colocando bloques de AdSense que creando contenido
Si tu blog al principio no genera ingresos no es porque tus anuncios estén mal colocados, probablemente se deba a que no dispones de las suficientes visitas, de hecho, ni siquiera podrás valorar que posiciones te ofrecen un mejor rendimiento, así que repito, es mejor centrar los primeros esfuerzos en ganar visitas y para ello, crear contenido, el resto vendrá después.

5.- Promocionar blogs sin contenido
No te dediques a dejar comentarios pidiendo que visiten tu blog si no tienes nada que ofrecer, haces perder el tiempo y eso es negativo. Es peor incluso cuando el único contenido son todos los bloques que AdSense permite insertar en una página.

6.- Creer que el proceso de ganar dinero empieza al colocar publicidad
Ganar dinero con el blog suele ser un premio al trabajo bien hecho, al esfuerzo en la creación de contenidos. Es increíble que todavía haya quien se sorprenda de que sus bloques de AdSense no registren un sólo clic, pero si empecé hace dos días!

7.- No escribir sobre lo que de verdad te interesa
No hay clics, no hay visitas, no me gusta lo que escribo, lo dejo.

8.- Tener más interés por que tus visitantes cliqueen en tus anuncios que por leer tu blog
Si pretendes que tus visitantes cliqueen sobre tus anuncios ofréceles algo interesante, no por plagar la página de anuncios y esconder el contenido va a aumentar el ratio de clics.

jueves, 13 de marzo de 2008

16 consejos para que los bloggers hablen de ti

MAngas Verdes
Muchas compañías, instituciones, organizaciones… que pululan por la web, ofreciendo contenidos, programas o servicios de mayor o menor interés, y que lícitamente aspiran a convertirse en objeto de deseo de los bloggers, se desesperan porque no reciben un maldito enlace desde la blogosfera. Ignoran que, en la mayor parte de los casos, el error posiblemente no esté ni en el producto ni en la estrategia de márketing, sino en algo mucho más básico y consustancial a la web: el desconocimiento de cómo funcionan las cosas en la Red.

Cory Doctorow (Boing Boing) publica en InformationWeek un simpático artículo, ‘17 Tips For Getting Bloggers To Write About You’, en el que ofrece 17 consejos (yo he contado 16) para lograr la atención de los bloggers y, consecuentemente, que te enlacen. Yo diría que los bloggers y cualquier otro webmaster, pues el problema se sufre también en foros, wikis y otras plataformas. Pero, bueno, él lo ha enfocado así, y así quedará en esta traducción libre y condensada que he realizado de su post. Seguro que muchos te sonarán extremadamente básicos y otros te extrañarán o resultarán sorprendentes, pero no veas la de disparates que puedes encontrar cuando te das una vuelta por la Red:

1. Ofrece un enlace. Si quieres que los bloggers te enlacen pon algo enlazable en tu web. Sea lo que sea lo que quieras promocionar, no lo lograrás si antes no lo colocas en tu web.

2. Ofrece un enlace permanente. No te dediques a poner y quitar de forma sucesiva en tu página principal lo último que quieras promover. El blogger quiere que el enlace que se dirige a un determinado contenido o producto sea válido para siempre, y no que lleve a cualquier otra cosa que a ti se te ocurra colocar en esa página la próxima semana.

3. Ofrece un enlace para cada cosa. No muestres 10 artículos en una sola página. Cada enlace del blogger a una url con un scroll de 3.000 píxeles y docenas de ítems le generará 200 correos de protesta.

4. Ofrece URL válidas. Déjate de inventos como URL que caducan y no son accesibles si alguien intena visitarla más tarde. Si un blogger no puede enviar la URL a un amigo o enlazarla desde su web, entonces todo es inútil. De la misma manera, evita las URL largas y complicadas: pueden romper el theme de un blog ;)

5. Ofrece URL que conduzcan a páginas. Olvídate de javascripts que generan popups reimensionados o cualquier otro invento por el estilo. Cualquier página que se abra en una página redimensionada, con sonido automático y otros factores que tratan de imponer un ambiente al usuario le generará una mala imagen al blogger que la enlace.

6. Los sitios en Flash apestan (sic). Diseñadores, arquitectos y artistas, atención: construir todo su sitio sobre un esquema en Flash sin enlaces internos, sin posibilidad de copiar texto o una miserable dirección de correo electrónico y sin oportunidad de dirigir a una página concreta traerá como consecuencia que la inmensa mayoría de los bloggers, salvo casos excepcionales, pasará de él. Estos sitios también son invisibles para los buscadores. Vale que te montes un pequeño visor de imágenes en Flash, pero si te pasas, todo tu trabajo será invisible para los motores de búsqueda y la blogosfera.

7. Los PDF apestan (sic). Un PDF no es una página web. La mitad de las veces no cargan en tu navegador y la labor de copiar texto o imágenes es agotadora. La web está hecha de html.

8. Los streams apestan (también sic). Ofrece descargas de tus vídeos y tu audio. No puedes saber si la conexión de alguien que quiere enviar tus archivos es lo suficientemente buena como para soportar tu stream. Y, por favor, no incrustes DRM. El DRM está hecho para que la gente no pueda gozar plenamente de lo que se ofrece. Si no se puede gozar, no se suele bloggear :P

9. Ofrece URL para tus imágenes. Si muestras fotos, coloca su URL de forma discreta al final de las mismas. Así, cuando un blogger encuentre una imagen en algún sitio ruso de esos que nunca enlazan al contenido original, puede escribir la URL en la barra de dirección del navegador y dar con tu web. (Esto también sirve para vídeos y los ID3 de los mp3).

10. Poner condiciones para enlazar a tu web es ridículo. No hay vía legal para controlar quién decide enlazar qué en tu web, no más que la que podría haber para alguien que se dedica a dar la dirección de tu oficina a todo el mundo. El abogado que te recomienda poner condiciones para los enlaces es un idiota que debería devolverte los honorarios. Con esto tipo de majaderías, lo único que conseguirás es que los bloggers resoplen de fastidio y enlacen a la competencia.

11. No te preocupes por el consumo de ancho de banda. Hay mucho ruido en la Red acerca de peligros como el hotlinking (alguien usa las imágenes alojadas en tu servidor, en lugar de descargarlas y subirlas al suyo). Queridos webmasters: háganse con un terabyte en Amazon S3 y dejen de quejarse. En el Paleolítico, era un problema de dinero. Pero, ahora, si tu empresa de hosting te cobra demasiado por el ancho de banda que necesitas, entonces búscate otra. Las imágenes que apuntan a tu sitio generan tráfico, y son más eficaces que los anuncios de Google. (Lo mismo vale para los sitios que incluyen sitios externos en frames).

12. Ofrece imágenes de buena resolución. Es bueno que las imágenes sean lo suficientemente grandes como para que los bloggers jueguen a directores de arte y puedan reducir, ampliar o recortar lo que les interese.

12. Olvida los javascripts de copyright. Hay muchos sitios en los que se te aparece una advertencia de restricción de derechos cuando intentas descargarte una imagen pulsando el botón derecho del ratón. Perfecto. Hemos cogido la indirecta: usted no quiere que la gente use sus imágenes. Bien, pues nada. Que lo disfrute en soledad.

13. Modera tus avisos legales. Si el pie de todas las páginas de un sitio contienen un:

“© 2008 Compañía Paranoide S.A. Reservados todos los derechos. Ninguna parte de este sitio puede ser reproducida sin permiso y bla bla bla…”

los bloggers harán exactamente eso y postearán sobre cualquier otro sitio. No necesitas este lenguaje tan agresivo. Tu contenido está protegido desde el mismo momento en que lo publicas, si lo haces en un país firmante del Convenio de Berna (y España lo es). Su estricto abogado no hace otra cosa que espantar al blogger que quiere promover tu contenido.

13. Muestra a los bloggers cómo deseas ser reconocido. Si hay una foto o algún texto que esperas sea difundido por la Red, es bueno que ofrezcas un nombre y un enlace. Por ejemplo, “Foto por Max el Kodak, www.maxkodakphotos.com”

14. Las licencias Creative Commons (CC) despejan las dudas de los bloggers. Aproximadamente el 90% de lo que hacen los bloggers es potencialmente ilegal conforme a la ley de propiedad intelectual. Viven en el difícil y peligroso reino ” del uso adecuado” una doctrina legal que dice que usted puede contratar a un abogado para defenderse si es demandado por alguna infracción. El proyecto CC es un esfuerzo no lucrativo por crear una serie de licencias de derechos de autor estándar, universales, que te ayudan a decidir las condiciones bajo las cuales tu contenido puede ser copiado. Si quieres que la gente hable de tu contenido (y en la Red ‘hablar de tu contenido’ es básicamente lo mismo que ‘copiar tu contenido’) una licencia CC es lo suyo.

15. Contacta con los bloggers por el medio adecuado. Los bloggers ofrecen diferentes vías de contacto, que pueden ser una dirección de correo o un formulario, y cada una tiene una función determinada: realizar sugerencias, envío de notas de prensa, propuestas… Es importante que sepas elegir la vía adecuada, que normalmente es especificada en cada blog. En caso contrario, puede que el blogger no repare en tu envío.

16. La relación con los bloggers es un equilibrio delicado entre el control y la difusión: cuanto más control ejerzas sobre tu contenido, más lastre llevarás contigo a la hora de encontrar tu camino en la Red. La web está hecha de enlaces, de copias de bits de código y texto, de imágenes recortadas y adaptaciones de miniaturas: trabajar a favor de la web, y no contra ella es la ruta hacia el éxito.

martes, 4 de marzo de 2008

5 mitos actuales de los blogs jejej muy bueno

de Alt1040

  1. No es posible ganar dinero con un blog”, sí, como cualquier otra web con mucho tráfico y/o temática atractiva, existen muchos blogs que generan excelentes ganancias por medio de la publicidad. El dinero no llega por arte de magia, funciona como cualquier otra publicación, hay que trabajar duro para lograr una buena cantidad de tráfico que se traduce en mayores ingresos publicitarios.

  2. No es necesario tener un ritmo de publicación para ser exitoso”, es un argumento que escucho sobre todo a personas que consideran que es más importante el posicionamiento (SEO) que lograr una audiencia cautiva. Aunque es importantísimo atraer siempre nuevo tráfico apareciendo entre los primeros resultados de las búsquedas, el generar una audiencia fiel es igual de importante, son quienes recomendarán tu blog a otras personas, quienes se suscribirán a tu feed RSS y por lo tanto generarán la calidad de tráfico más importante. Para lograr una audiencia cautiva necesitas que se “enganchen” a tu blog, siendo constante con la publicación para así darles información que les resulte valiosa, que los entretenga y les informe.

  3. Los comentarios son fundamentales para un blog”, es totalmente subjetivo, muchos de los blogs más exitosos no tienen opción para dejar comentarios y no se ven afectados ni reducen el nivel de la conversación.

  4. Los bloggers deben mantener total objetividad al escribir sus anotaciones”, esto es un lastre de los medios tradicionales y cada cierto tiempo toca recordar a lectores acostumbrados a la falsa-objetividad que los noticieros en TV o los periódicos le vendieron; los blogs son aportaciones personales y por lo tanto transmiten el pensamiento subjetivo del escritor. Por lo tanto un blog no tiene por qué ser objetivo, todo lo contrario, son el medio perfecto para transmitir opiniones total y completamente personales.

  5. Los blogs que no generan -contenido original0 simplemente son máquinas de copiar y pegar”, este es otro lastre de los medios tradicionales que le hace creer a ciertas personas que todo el contenido publicado es original. Los blogs son mucho más que eso, se pueden escribir posts para generar conversación sobre un tema específico, para enlazar, citar o republicar con el simple objetivo de lograr que muchos descubran contenido interesante que hay en internet. Como explica Alvy, características de los blogs como la síntesis de la información, y la valoración personal por medio de breves comentarios también son aspectos importantísimos pero poco valorados. Lejos de “copiar y pegar”, los blogs reflejan fielmente la premisa original del web y el hipertexto: enlazar, enlaz